martes, 5 de julio de 2016

Mi tiempo con Fiona Barton...

Cuando tu corazón se acelera, tus manos tiemblan y una sonrisa se apodera de tu rostro, sabes que un buen libro ha llegado a tu vida. En esta oportunidad tengo el placer de traerles una de las mejores entrevistas que he realizado en mi vida. En esta oportunidad les traigo mi tiempo con Fiona Barton, la ingeniosa mente detrás de la novela de la que todo mundo está hablando... "La viuda".


Fiona, eres periodista de profesión, pero ¿qué soñabas de pequeña ser cuando grande?

El periodismo era todo lo que yo quería hacer cuando era pequeña. Mi padre fue reportero para un periódico nacional y trabajaba desde casa, así que puedo decir que me crie en una sala de redacción. Me enamoraba la idea de poder hacerle preguntas a cualquier persona, de conocer gente cuyas historias nunca te dejarán, de volar a lugares insospechados, y por supuesto, de escribir.

Tomado de: http://www.trbimg.com/
¿Cuál crees que es el rol de las redes sociales en el mundo actual, periodismo incluido?

Las redes sociales cumplen un papel sumamente importante para todos en la actualidad, especialmente para los periodistas. Nos permiten tener un público mucho más amplio, con el cual podemos tener un contacto directo. Sin embargo, con cada innovación, hay retos que hay que enfrentar, y en este caso, vemos temas como la privacidad, la prisa por emitir juicios, o los trolls.

Las redes sociales han generado cambios tanto en la forma en que entregamos las noticias, como en la manera en que las recibimos. A partir de ello, muchos dicen que cualquier persona es periodista hoy en día, con lo cual estoy en completo desacuerdo. Yo diría más bien que ahora cada persona puede tener una voz pública, y muchos la están aprovechando para publicar información y sus opiniones en línea.

Pero un periodista profesional no solo transmite la información, sino que la reúne, la investiga, comprueba su veracidad, la analiza y realiza procedimientos adicionales con todo ello para ofrecer al público una imagen completa, que le permita formarse su propia opinión al respecto. Bueno, al menos eso es lo que dice la teoría.

En mi país, y me atrevería a decir que en todo el mundo, los medios de comunicación están experimentando una crisis de honestidad e integridad tremenda. El afán de resultados, rating y clicks, está provocando que el verdadero objetivo de los medios de comunicación se esté perdiendo. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Me hace sentir muy mal el hecho de que el actuar de un pequeño grupo de periodistas - y debo hacer hincapié en que la mayoría de mis colegas no están envueltos en malas prácticas - esté causando que la gente vea mi profesión de manera tan negativa como lo está haciendo actualmente. El del periodista sigue siendo un ejercicio valiente e importante, que cuenta historias sin temor ni sesgo. Debemos celebrar eso y seguir trabajando por mejorar.

¿Por qué decidiste escribir y publicar un libro?

La ficción me da la libertad de decidir lo que cada persona piensa y dice, en lugar de verla desde el papel de reportera como lo he hecho durante toda mi vida. Puedo inventar motivos, giros, voces internas, actos, sensaciones y sentimientos, pero todo alimentado de mi experiencia profesional. Tengo el mejor elenco de personajes que alguna vez pude imaginar para crear algo a partir de él, con base en lo que he visto, escuchado y percibido de las historias de la gente que ha pasado por mi vida durante 30 años de carrera profesional.

Mucha gente piensa que el tren de sus sueños los deja con el paso de los años. ¿Existe alguna fecha de vencimiento para hacer nuestros sueños realidad?

Afortunadamente, no. Yo tengo 59 años y estoy publicando mi primera novela. Nunca. Paren. De creer…

Kate Waters, Fiona Barton. Fiona Barton, Kate Waters. ¿Hay algo en común entre ustedes dos?

He estado donde ha estado Kate, – tocar puertas, convencer a la gente para que me dé una entrevista – pero ella no soy yo (y mis amigos periodistas están de acuerdo). El hecho es que he conocido a muchas Kate en estos 30 años de carrera; ella es una amalgama de lo mejor y lo peor de todas ellas. Y como seguramente habrán adivinado, las escenas en la sala de redacción son producto de la experiencia.


En “La viuda” me encontré con un personaje particular al que amé y odié en proporciones iguales. Gracias por Glen Taylor. Nunca voy a olvidarlo.

Mi primera visión de Glen fue la que tuvo Jean en la parada del bus, donde se cruzan luego de una noche de fiesta. Su yo juvenil vio a través de los ojos de quien estaba frente a los suyos, y quedó completamente fascinada con lo que él le ofrecía. Pero tal como lo muestra la novela, Jean y yo comenzamos a ver los demonios que surgieron de la ambición de Glen; el principal de ellos, demostrarse cosas a sí mismo ante un padre intimidante y que lo menospreciaba.

Y entonces, todo lo que estaba bien mientras sus aspiraciones se cumplían, fue dando paso a un Glen diferente a medida que las decepciones iban haciéndose presentes. Sin darse cuenta, empezó a hacer una serie de cosas que lo fueron llevando de a poco por un camino mucho más oscuro.

La voz de una mujer ¿cuál es el significado de usarla en “La viuda”?

Me gusta la idea de una mujer con el volante de la situación en las novelas de este tipo, y que no solo sean los cadáveres en la cuneta.

¿Tendremos la oportunidad de ver un nuevo libro de Fiona Barton?

Si. Actualmente estoy trabajando en mi segundo libro. Será un thriller psicológico con mi reportera de cabecera, Kate Waters, en el centro de la acción.

¿Qué hay en tu mesa de noche?

El libro que esté leyendo en el momento. El día de hoy, “La amiga inesperada” de Elena Ferrante. Lo estoy amando.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario