domingo, 18 de marzo de 2012

Adicto a tu locura

No llores más pequeña extraña,
seca tus lágrimas en mi almohada
comparte lamentos que te aquejan
y vamonos sin prisa a de tour por las estrellas;
volando entre mis canciones,
bailoteando entre cielos de colores,
recitando aquellos versos resumidos
en los cuentos que hoy recitas a mi oído.

Suelta ya la tristeza que te agobia,
cierra la puerta y deja la zozobra,
mejor será embriagarte de emociones
y marchar en busca del autor de tus razones,
deja que el viento arrulle tu desdén
borrar la melancolía y despertar tu sensatez,
prende el fuego y aviva la llama,
despierta vida mía, despierta ya pequeña extraña.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario