Reseña: The power (El poder) - Naomi Alderman

Tomada de www.theskinny.co.uk

La historia que el ser humano ha escrito se encargó de colocar al hombre en una posición privilegiada. Las religiones predominantes en el mundo tienen a un hombre como su imagen a seguir. La naturaleza dotó al hombre de mayor fuerza física (debido a ciertas características en su anatomía). El hombre ha ocupado (y ocupa) los puestos de dirección de los estamentos de gobierno y las corporaciones más importantes del planeta. Esto es una argumentación breve y sucinta, quizás algo básica, pero que de algún modo sirve para entender la sociedad patriarcal en la que vivimos.

Con el pasar de los años, las mujeres, y muchos hombres adeptos a su causa, han trabajado incansablemente para que ese escenario cambie y la realidad sea distinta, han promovido iniciativas para abolir este sistema, para que la igualdad de derechos sea una realidad. Sin embargo, muchos hombres y mujeres continúan legitimando la vertiente histórica que pone al hombre en la cima de la pirámide, dando aval a comportamientos machistas, acatando (o tergiversando) los mandatos de una religión, permitiendo que sus derechos sean desconocidos.


Pero ¿qué pasaría si algo hiciera que las mujeres dejaran de ser “el sexo débil”? ¿Qué pasaría si la naturaleza otorgara un don especial a aquellas que históricamente han sido relegadas a un lugar auxiliar por muchos hombres? ¿Qué pasaría si la pirámide que hemos cimentado se derrumbara de un momento a otro?

Esa es la propuesta de Naomi Alderman en “The power”, el protagonista de esta reseña. En este libro nos encontramos con la ocurrencia de un hecho que se convierte en un antes y un después en la historia de la humanidad, y es que un día específico las mujeres adolescentes se dan cuenta de que tienen la capacidad de producir electricidad con sus manos y de despertar esta habilidad en las mujeres adultas, lo que altera la cotidianidad del mundo entero, y hace que el orden imperante empiece a replantearse. La mujer tiene en sus manos (literalmente) algo que la pone en una posición capaz de cambiar todo como se ha visto hasta ahora.

Conocí de esta obra gracias a un post de novedades del blog La Nave Invisible, espacio dedicado a promover la literatura de ciencia ficción, fantasía y terror escrita por mujeres, y confirmé mis ganas de leerla cuando supe que tenía el espaldarazo de Margaret Atwood, quien la define como una novela electrizante, poderosa, y que nos dejará con la boca abierta.


“The power” tiene un narrador omnipresente que va transportándose a diferentes partes del mundo para mostrarnos las cosas que van pasando a medida que la humanidad se concientiza de lo que está ocurriendo y de cómo esto cambia por completo las cosas tal como se conocían. En esa narración conocemos a cuatro personajes, los cuales serán los encargados de vislumbrar los distintos escenarios que se construyen bajo este hecho trascendental: Roxy es una joven, hija de un criminal londinense, que es testigo del asesinato de su madre por lo que parece un ajuste de cuentas; Tunde (el único hombre) es víctima de los efectos de la nueva habilidad de las mujeres, lo que lo lleva a cambiar su mentalidad por completo, para asumir con esto un rol importante en la historia que empieza a escribirse; Margot es senadora en Nueva Inglaterra y tendrá que vivir toda esta revolución social desde una posición de poder, y con el permanente compromiso de proteger a toda costa a su hija Jocelyn; y Allie, una joven huérfana que ha pasado de hogar en hogar siendo víctima de la violencia y que convive con traumas y frustraciones por lo que ha sido su realidad.


El libro inicia con un “Faltan diez años”, y va avanzando con esta cuenta regresiva para mostrarnos las situaciones que van desencadenándose desde que las mujeres descubren este don, las repercusiones que esto tiene en sus vidas diarias, el modo en que las políticas públicas y los programas de gobierno se tienen que transformar, y las repercusiones que tiene en la religión el rol que empieza a asumir la mujer, entre muchas otras cosas. Este avance en el tiempo hacia ese misterio que solo conoceremos al terminar el libro, nos permite identificar las diferentes etapas de esta revolución social, los efectos humanos que ello genera, y la metamorfosis que experimenta el mundo por todo esto. Lo mejor del caso es que Naomi Alderman no es celosa en su visión sobre las cosas que pasan en el mundo que construye, sino que la describe al detalle para hacer que lo que trata de contarnos y transmitirnos cale profundamente.


Roxy, Tunde, Margot y Allie, los cuatro personajes principales de esta historia, son los encargados de mostrarnos las cosas que van pasando en esta línea de tiempo, los cambios que se van sucediendo durante esos 10 años, y las secuelas que lo ocurrido van dejando en sus vidas. Estos cuatro personajes tienen una característica en común, y es que todos, desde su espacio y su posición, sacan provecho del don que ha despertado en las mujeres, y han logrado transformar su vida a raíz de esto (para bien y para mal).

Esta convergencia tan certera entre los personajes y la historia, y el desarrollo que ambos puntos tienen, son sin duda alguna la mayor fortaleza de esta novela en lo que a su construcción se refiere, pues permiten vislumbrar lo que es la sociedad, lo frágil que puede llegar a ser ante los cambios que se generan, los roles que sus diferentes actores van asumiendo, y las repercusiones que todo esto tiene en la manera en que se tejen los hilos de nuestra realidad.

Pero lo más poderoso de esta novela es su mensaje central, ese que se condensa en la charla entre un par de escritores (Neil y Naomi) al inicio y al final del libro, como una especie de epílogo y prólogo, plagado de ironía y de verosimilitud, en donde se muestra a ciencia cierta lo que es el ser humano, y se concluye al respecto de nuestra realidad y de la planteada en el libro. Estoy convencido de que ese estatus de igualdad por el que muchos luchamos es el ideal que debemos perseguir, y por el que debemos trabajar constantemente.


No puedo terminar sin aplaudir la preciosa edición que Roca Editorial logró para este libro, tapa dura con sobrecubierta, colores fuertes, detalles contrastantes, e ilustraciones que potencian el componente histórico que plantea la narración. Sencillamente espectacular, de esa manera se enamora a un lector.

“The power” de Naomi Alderman, tal como la definió Margaret Atwood, es una novela electrizante y sorprendente. Un libro importante, cargado de emociones y de realidad, lleno de crudeza (mucha), de experiencias de todo tipo, de vivencias que marcan el destino, de hechos que toman decisiones. Una distopía feminista ambiciosa, un estudio superlativo sobre el poder y sobre las consecuencias socioculturales de un sistema humano que estratifica y que superpone los derechos de unos sobre los de otros. Lectura altamente recomendada.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Reseña: La chica invisible - Blue Jeans

Reseña: Diario del fin del mundo - Mario Mendoza

Reseña: Lo que nunca te dije - Antonio Ortiz