jueves, 29 de diciembre de 2016

Reseña: El despertar de la sirena - Carolina Andújar

La mitología hace parte de nuestra cultura y por ende, de nuestro ser. La mayoría de mitos con los que hayamos tenido la oportunidad de interactuar, y también esos que ni siquiera sabemos que existen, tienen en su mayoría una connotación sagrada y fantástica, que podríamos asemejar a lo religioso. La mitología es una huella imborrable en la historia.

Nace de la tradición y, en su mayoría, de ese incansable intento del ser humano (y quién sabe de que otras especies) de explicar algo para lo que aún no se ha escrito ni determinado una explicación de fácil entendimiento.

Los mitos son explosiones de imaginación que demarcan de manera importante las diferentes etapas de la historia universal, así como la identidad y forma de pensamiento de los diferentes pueblos (entendido esto como grupos humanos) que han habitado nuestro planeta (nórdicos, griegos, egipcios, romanos...).

Gran parte de las cosas que inmersas en las expresiones artísticas que se han elaborado durante los años y que han marcado al ser humano en sus diferentes facetas, han devenido de la influencia y la magia de la mitología, incluida la literatura.

Hoy vamos a hablar de una autora que ha tomado éste como el insumo base para creación de su obra. En esta oportunidad vamos a hablar de "El despertar de la sirena", el tan esperado regreso Carolina Andújar, la autora nacional más aclamada y seguida por el público juvenil colombiano.

Aquí nos encontramos con la historia de Casandra, quien emprende un viaje en el cual tendrá que atravesar el océano (al que tanto le teme) con el fin de reencontrarse con su abuela Marion en la costa del mar Báltico. En este trayecto, y durante el tiempo que pasa en la casa de su familiar, Casandra verá como su aversión al océano y al mar (y todo lo que tenga que ver con agua) llegará a otro nivel al conocer a Jūratė.

Mi primer y único acercamiento previo con el trabajo de la autora caleña se dio con "Pie de bruja", que si bien no terminó por atraparme del todo debido a su inclinación hacia el romance, si me dejó clara lo avezada y comprometida que es Carolina Andújar en esto de no solo incluir referencias mitológicas en sus libros, sino construirlos a partir de ellas.


Todo transcurre entre Alemania (país natal de Casandra) y Finlandia (lugar en donde la acción tuvo lugar) hace muchos, pero muchos años; tantos que había que esperar meses para recibir con alegría desmedida una carta que había viajado cientos de kilómetros dentro de algún navío proveniente de otro lugar del planeta. 

La contextualización de la historia en términos temporales y geográficos, y los detalles característicos incluidos dentro del desarrollo de la trama al respecto, son realmente destacables. La construcción de las relaciones interpersonales y la forma de ser de cada personaje son muestra clara de la época en la que viven, y demuestran el juicio y la disciplina con la que la autora ha trabajado en este proyecto. El amor (instantáneo como muchos lo denominan) que surge entre dos de los partícipes principales, la inocencia e ingenuidad de Casandra, entre muchas otras cosas, son propias de un momento en el tiempo en el cual las vías de comunicación eran mil veces más restringidas y el globo terráqueo se dibujaba en tamaño familiar. Acierto total la inclusión de estos detalles que saben a novela histórica y que realmente aportan valor a la obra.

La de Ámbar es una antigua leyenda lituana que puede clasificarse dentro de la mitología nórdica. En ella nos cuentan la historia de la diosa del mar, una sirena que no sabía lo que era el amor verdadero hasta que conoció a Kastitys, un pescador que solo con su mirada le robó el corazón (bueno, este es un pequeño resumen, espero no me crucifiquen por ello). Jūratė, quien es la protagonista de esta leyenda, es a su vez uno de los personajes centrales en la novela de Carolina Andújar, quien no se queda en volver a contar la historia o en darle ciertos tintes para hacerla ver distinta, sino que le da la vuelta completa al asunto para ofrecer un relato fresco, sombrío y (casi) totalmente diferente.


Pero Carolina no se queda con darle tintes históricos a su narración mitológica, sino que le introduce detalles contemporáneos y realistas que lo único que hacen es hacerla más disfrutable a la lectura. Críticas tímidas a la religión, un esbozo claro del sistema político y el papel de las masas en la construcción de una sociedad, una visión completa del amor (no solo cogida de manos, flores y chocolates, sino todo lo que este sentimiento encierra), y muchos otros detalles que se encontrarán en estas pasadas 100 páginas.

Estamos acostumbrados a la figura de la sirena pacífica y enternecedora que nos pintó Disney con Ariel (La sirenita), pero aquí nos encontraremos con un ser matizado de forma precisa entre el deseo, el sufrimiento, la añoranza y el duelo. La vida de Jūratė, y ella en sí misma, es quizá el punto más fuerte de toda la obra, pues le da a una historia romántica un toque de sensatez que la hace diferente de la gran mayoría con la que nos encontramos en las librerías. 


Lanzamiento del libro en Bogotá
Hay algo en lo que no me sentí tan a gusto con el libro, y es que deja muchos detalles clave en la construcción de personajes y situaciones en el aire, lo cual hace que varias cosas con las que nos vamos encontrando se sientan fortuitas y poco soportadas. Quizá unas cuantas páginas más hubieran aliviado este efecto. 

Finalmente, y algo que aplaudo en lo que es esta mujer como autora y en la apropiación que tiene del papel que desempeña, es la relación que tiene con sus seguidores y que es notoria en esta obra. Según cuenta Carolina, la base del tratamiento del amor que se da en su libro proviene de las historias que vivieron varios de sus lectores. Brillante mujer (y si no me creen, síganla en twitter y enamórense).

"El despertar de la sirena" es un texto corto en papel, rico en ideas y con una prosa elegante. Un viaje aterrador, tremendamente jocoso (Reijo es EL personaje), preciso, aterrizado y bien logrado. La puerta que necesitaba para meterme de lleno en el mundo de Carolina Andújar.

En Colombia hay talento y letras para todos. Eso lo reafirmo día tras día.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario