lunes, 26 de diciembre de 2016

Reseña: George - Alex Gino

Parece que desde el preciso momento en que la mujer recibe la noticia de que lleva una vida en su vientre, la sociedad entera toma un aparato, lo carga y nos llena de etiquetas por todos lados. Tener características particulares y cosas que nos diferencien no resulta nada malo, al fin y al cabo no somos iguales así tengamos muchas cosas en común. El problema es que esas diferencias muchas veces se establecen como estigmas que nos marcan y nos hacen objeto de burla y rechazo.

Ya sea por nuestra estatura, forma de caminar, manera en que hablamos, cómo nos comportamos, aspecto físico, lo que callamos, lo que no hacemos, o por cualquier cosa que puedan llegar a imaginar, estamos abiertos a ser discriminados.

He sido víctima y victimario. He padecido con el uno y "disfrutado" con el otro. He aprendido que una palabra mal dicha o en el momento inoportuno puede ser el detonante que termine por arruinar una vida, u otra proferida en el instante indicado puede llegar a salvarla. Voy asimilando poco a poco las lecciones que he recibido, las bofetadas que me han dado y las que aún faltan por llegar. Día a día intento ser más tolerante y comprensivo, pues estoy convencido que aunque somos muchos y muy distintos los unos de los otros, hay un lugar para cada uno, y qué mejor que ayudar a que todos lo disfrutemos al máximo, con el respeto como bandera.

De a poco mi colección de libros con protagonistas y tramas cercanas al universo LGBTI (o las siglas utilizadas en su país) ha ido creciendo, y el día de hoy vengo a hablarles de "George" de Alex Gino, uno de los ejercicios más interesantes con los que me he encontrado al respecto.


Aquí nos encontramos con la historia de George, una chica de 10 años que no se siente identificada con el cuerpo con el que nació. En su escuela están preparando una obra de teatro en la cual él desea personificar el papel principal, y esa búsqueda lo llevará a ver qué es lo que realmente quiere en la vida.

Este es un libro que seguramente fue concebido para chicos de entre los 7 y los 11 años, y Alex Gino lo trabaja de manera perfecta para ese público objetivo. La narrativa con la que nos encontramos es agradable, amena y muy sencilla, y la terminología utilizada y las explicaciones derivadas de ella son apropiadas y entendibles.

Sin embargo, y a pesar de lo tremendamente simple que puede resultar la historia como tal (la participación de George en la adaptación de su escuela a "La telaraña de Charlotte"), considero que la manera en que es tratada la problemática central del libro y las aristas que se tocan, de cara a una sociedad tan prejuiciosa como la nuestra, es particularmente adecuada para visibilizar y ayudar a problematizar la transexualidad a cualquier tipo de público.

Pero sin duda alguna esta sencillez que permea todo el texto puede llegar a ser un grave problema para la obra, pues de cara a un público más conocedor o exigente quedarán muchas explicaciones sin darse, y varias de las cosas que se comentan puede parecer algo banales e incluso mal planteadas. Y sí, tienen toda la razón, en "George" no hay un alto grado de profundidad en la ejecución problemática del libro ni mucho a menos un estudio pormenorizado de la cuestión que se está abordando, pero no creo que ese haya sido el objetivo del autor, y tal como ya lo mencioné antes, de cara a un ejercicio introductorio y de generación de conciencia, "George" resulta muy adecuado.

Todos hemos sido niños y sabemos lo que eso significa, y desde esa perspectiva es que deben ser observados los personajes de esta historia. Desde uno u otro flanco, todos los partícipes de la realidad de George terminan viéndose involucrados en lo que durante sus días de colegio vive, y eso es algo bastante agradable, pues nos permite identificarnos con ciertas situaciones y ciertos roles que hemos asumido en ese mismo sentido. A pesar de que George es el protagonista, no puedo dejar de profesar mi amor por la encantadora Kelly, quien es su mejor amiga y mi personaje favorito. Ojalá puedan conocerla y saber lo fabulosa que es.

En mi país la realidad para las personas homosexuales y transexuales no es nada fácil, y me atrevería a decir que si "George" se llevara a cabo por esta zona del mundo, quizá la historia pudo haber sido mil veces más cruda. Lo anterior no se da con el ánimo de demeritar lo hecho por Alex Gino, pues el desarrollo que le da a su novela es correcto para la contextualización que tiene la misma, sino para tratar de mostrarles que tenemos mucho por trabajar en la construcción de una sociedad más incluyente para todos, y que cada uno de nosotros tiene la tarea de ayudar a la consecución de este objetivo. Sé que no es fácil pues tenemos metida hasta la médula una filosofía bigénero y un régimen heteronormativo, pero vaya, no es más que sentarse a ver el mundo y evaluarnos a nosotros mismos para darnos cuenta en el lugar en el que nos encontramos y la diversidad social que nos cobija.

"George" es una novela que dentro de la sencillez y la ternura que la revisten, enfrenta de manera sobresaliente una temática tan fuerte en nuestros días como lo es la discriminación sexual o de género. Un libro que seguramente tendrá mayor efecto si se lee en familia y se digiere de manera concienzuda, observando el mundo que nos rodea, y dejando en el cajón de los recuerdos los prejuicios que hemos alimentado con los años.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario