lunes, 25 de julio de 2016

Mi tiempo con Shannon Kirk...

Es imposible para mí expresar cuán feliz y complacido me siento de esta entrada en el blog. Hoy quiero mostrarles algo de mi tiempo con Shannon Kirk, la mente maestra detrás de “El método 15/33”. Una charla valiosa, divertida e inolvidable. Sin lugar a dudas, la mejor entrevista que haya hecho alguna vez en mi vida... (Las fotos en esta entrada, son cortesía de Shannon)


-) ¿Qué es la justicia?

Fantástica pregunta. ¿No es la justicia algo personal? Yo sé que nosotros tenemos leyes y normas sociales que, se supone, tratan de suscribir una definición única de justicia. Pero ¿es objetiva esta definición?

En “El método 15/33” tenemos a una chica que no está satisfecha con este concepto universal de “justicia”, según el cual su captor, quien además de encerrarla planea robarle a su hijo y después matarla como ha hecho ya con varias chicas, debe pagar su delito encerrado en una prisión. Ella tiene otra visión de justicia, y se me ocurre que ante las circunstancias, esta resulta mucho más válida y justa que la socialmente aceptada. Cuando existe violencia contra su hijo, el concepto de justicia de una madre puede llegar a diferir bastante del que reza la ley. Yo estoy de acuerdo con esto.

Quizás la pregunta correcta sería ¿está bien tomarnos la justicia por nuestra propia cuenta? Bueno, para ser clara, no soy defensora de que ninguna persona viole ninguna ley; a lo que quiero ir es a que la justicia es un concepto personal, y a que entiendo que muchos se alejen del concepto universal y acudan a la justicia por su propia cuenta cuando alguien atenta contra la integridad de su hijo. Pero bueno, es solo mi opinión.

-) ¿Vivimos en un mundo justo?

No. No vivimos en un mundo justo. Estoy segura de que cualquiera que ingrese a internet por estos días sabe que nuestro mundo es un caos completo. Tenemos ataques terroristas como el de Francia; balaceras en colegios, clubes nocturnos, oficinas o teatros de cine; discriminación racial en lamentables y épicas proporciones; casos de genocidio; fraudes financieros; políticos corruptos expuestos ante el mundo por los medios de comunicación, entre muchas otras cosas terribles. Lo verdaderamente preocupante es que estas noticias, las cuales considero que son verdaderamente importantes, se ven opacadas y pasan a un segundo plano por las peleas sin razón de ser de las súper celebridades, o por el choque de trenes que plantea la actual contienda por la presidencia de Estados Unidos. Tenemos discursos que magnifican los tópicos vacíos. No tenemos soluciones tangibles para nada de lo que realmente nos afecta y debería importarnos. Solo odio, ira y divisionismo.

Entonces no, pienso que no estamos ni siquiera cerca de vivir en un mundo justo. Es más, este se vuelve más y más injusto con el paso del tiempo, haciendo que lo verdaderamente bonito de nuestro mundo, quede perdido en la oscuridad. Porque a pesar de todo lo malo que acabo de mencionar y que parece superponerse sobre todo, tenemos muchas cosas buenas en nuestro día a día. El colibrí azul que baila frente a mi ventana en busca de su nido, la bebida helada y deliciosa servida en mi tazón de cobre. Pero además de lo que tengo frente a mí, también hay muchas cosas sensacionales que podría hacer, como por ejemplo viajar a Colombia y conocer gente que aunque hable otro idioma, está dispuesta a mostrarme algo de su cultura. Podría viajar y conocer a muchas personas que hacen arte, comparten arte, y aman el arte; personas que se dedican a amar y ser felices. Esos regalos, esas pequeñas grandes cosas, son las que podemos ver en mayor proporción en nuestro mundo, y sin embargo, es lo negativo lo que se está adueñando de nuestras vidas y está bombardeando nuestra conciencia. ¿Por qué? Es simple. Son los grandes tenedores de dinero quienes dominan las riendas del mundo y no de buena manera, mientras la gran mayoría restante, hombres y mujeres del común, solo queremos vivir en paz y tranquilidad.

Entonces, ¿qué podemos hacer para que nuestras vidas sean más justas? No estoy segura de que podríamos hacer. No lo sé en realidad. Por mí parte estoy intentando enfocar mi tiempo y mi vida en cosas positivas, en aquello que amo, en mis propias pasiones.

-) Ser una escritora ¿cuándo tomaste esa decisión?

Escribí mi primer libro, “The Sentimental Sweetooth”, en quinto grado. Obtuve el segundo lugar en un concurso de escritura con él. Yay! Pero luego llegó un momento de mi vida en el que me dije a mí misma que debía ir a la escuela de leyes para así poder obtener un buen trabajo y con ello un sueldo fijo, y así dejé la escritura de lado.

Años después, cuando empecé a trabajar como abogada, mi escritor interior intentaba terminar la siesta. En algunos viajes de negocios me despertaba a las tres de la madrugada para escribir poemas o capítulos de libros, pero tristemente cuando llegaba la mañana lo dejaba todo de lado nuevamente.

En 2008, cuando estaba haciendo mis prácticas en Chicago, recibí una llamada de una importante firma de abogados de Boston. Ellos me hicieron una oferta laboral a la cual no pude resistirme. Regresé a Nueva Inglaterra para dirigir un pequeño grupo práctico en materia de derecho. Mi única condición fue tener los viernes libres. Así me mudé a vivir a Massachusetts. Y fue cuando llegué aquí, y pude sentir el aroma del mar desde mi casa, que algo cambió dentro de mí. Con 35 años volví a escribir y desde ahí, he preparado cinco manuscritos (algunos con un largo trabajo de edición por venir), varios poemas, y algunas historias cortas. Estaba lista para hacerlo y mi entorno ayudaba en el propósito. Era mi momento. Soy adicta a esto. No puedo imaginarme no haciéndolo.

-) ¿Cuál es el efecto de escribir en tu vida?

Escribir es la actividad más satisfactoria que tengo. Emocionalmente y profesionalmente. Escribir lo es todo para mí. Si no escribo, estoy estresada. Si escribo, soy feliz. Tan sencillo como eso.

-) ¿Alguna vez ganaste un juicio?

Si, y varias veces. Mi cliente contrató a una persona para que hiciera reparaciones en su casa, pero esta casi la destruye por completo. Mi cliente era muy emocional, y cuando ganamos el caso, bueno. Ese fue el mejor sin duda alguna.

-) Muchos dicen que tan solo usamos el 10% del potencial de nuestro cerebro ¿qué piensas al respecto?

Es algo increíble. Hace tan solo una semana, el New York Times publicaba una reciente investigación de un grupo de neurocientíficos de la Escuela de Medicina de Washington, la cual revela cien nuevas regiones en el cerebro humano. Los científicos fueron capaces de utilizar la tecnología más reciente para descubrir nuevas regiones en nuestro cerebro ¿puedes imaginar eso?

De seguro toda esa teoría de que no utilizamos más del 10% de nuestro cerebro ha contribuido a la creación de innumerables posibilidades para los autores de ficción. En términos de los thrillers psicológicos, si solo tienes certeza sobre una parte de ciencia real sobre el cerebro, puedes crear un montón de teorías especulativas al respecto del resto… ¿y quién puede decir que estás 100% equivocado con ellas? ¡Acabamos de descubrir 100 nuevas regiones en él! Eso es algo liberador y excitante, tal como si nos dijeran que han sido encontradas 100 ciudades perdidas que están listas para ser exploradas. Increíble.

-) ¿Cómo conociste a la chica de ojos azules? Ella es cruda, brillante, letal, y además de todo está loca. Quiero casarme con ella.

Eres muy divertido Esteban. Debo confesarte que no he tenido la oportunidad de conocer a la chica de los ojos azules, quienquiera que sea la modelo expuesta en la cubierta del libro. ¡Pero quisiera conocerla tanto como tú! En cuanto al personaje de ojos azules que está en mi libro, la cual es cruda, brillante, letal, y además de todo está loca (amo esa descripción), te cuento que vive en mi cabeza, así que creo que la conozco :) Sé por qué dices que quisieras ser su esposo, pues yo quisiera ser su mejor amiga. Tener un arma implacable de mi lado. Quisiera ser como es ella. Quisiera tener la habilidad de controlar mis emociones. Quisiera tener la capacidad de no sentir miedo. Quizás ella sea el prototipo de persona que yo quisiera ser, pero como es algo imposible, la puse en mi libro.

-) Tu primer libro gana el “National Indie Excellence” como mejor novela de suspenso en 2015… Tu primer libro llega a Colombia y de inmediato entra a la lista de los más vendidos… Tu primer libro está en camino a convertirse en todo un fenómeno literario (si es que ya no lo es). ¿Viste venir todo esto?

No puedes imaginar lo emocionada que estoy con todo lo que está pasando con “El método 15/33” en Colombia. Y no, ni en un millón de años esperaba que pasara todo lo que está pasando. Para serte honesta, escribí esta como una novela para entrar en un concurso y así poder tener un poco más de bagaje en el asunto. Necesitaba más credibilidad como escritora para conseguir un agente literario que me ayudara a sacar a la luz un libro de ficción para adultos con toques de realismo mágico, algo completamente diferente al thriller de suspenso que es “El método 15/33”.

Curiosamente esa obra, “The Extraordinary Journey of Vivienne Marshall”, era la que quería vender a una editorial estadounidense en primer lugar, antes que cualquier otra cosa. Nunca pensé en publicar primero “El método 15/33”.

La venta de los derechos a una productora cinematográfica, la buena recepción en ventas internacionalmente, y todo lo que ha pasado con esto, ha sido un loco y sorprendente golpe de suerte –el genio de la lámpara hizo algunos trucos conmigo-.

-) Lugar perfecto para leer y escribir…

Tengo dos lugares. El primero es un sillón esponjoso y suave de color púrpura que está en mi biblioteca. Suelo estar allí a menos que uno de mis gatos esté ahí. En la foto aparece el gordo perezoso Marvin Marquez (en honor a Gabriel García Márquez). Él es el director de la casa. Nosotros somos sus sirvientes.

El otro lugar donde amo escribir y leer es el patio de mi casa en un día soleado. Una bebida fría, mi computador, mis letras y el color púrpura en mis pies…

-) ¿Cuál es el papel de la literatura en tu vida?

La literatura lo es todo en mi vida. Ella me ha dado la posibilidad de sentirme libre. He convertido mi cuarto en una especie de biblioteca, incluso luce como una librería desde que tengo mi TBR ahí. Básicamente, mi TBR es mi habitación entera.

¿Sabías que de acuerdo con un estudio de la Universidad de Sussex, leer puede reducir nuestros niveles de estrés en un 68%? Súper ¿verdad? Y escribir es mi vida entera. Escribo en el tren camino al trabajo, también en el que tomo de vuelta a casa, escribo temprano en las mañanas y hasta tarde en las noches. Cada segundo de vida que pueda robarme, lo uso para escribir. Escribir está en mi sangre. No tengo elección.

En cuanto al papel de la literatura en la vida de otros, no podría decirte mucho. Lo único que sé es que todos deberíamos darnos la oportunidad de leer, pues esta es una manera de expresarnos y de esa manera ser libres. Ese es el rol principal de la literatura en nuestras vidas: ayudarnos a ser libres como individuos y como sociedad.

-) ¿Qué se viene para Shannon Kirk?

Mi próximo libro se titulará “The Extraordinary Journey of Vivienne Marshall” y estará disponible en Estados Unidos en el mes de septiembre. No es un thriller como “El método 15/33”, pero espero que los sorprenda. Es la historia de una mujer moribunda, que decide en su última semana de vida visitar diferentes cielos que ella misma eligió. Es una historia de exploración de la vida, de las lecciones en ella, y de los diferentes tipos de amor que podemos llegar a sentir (amor familiar, amor pasional, amor maternal, amor fraternal…). Amor, amor, amor y más amor.


Espero que hayan disfrutado de esta entrevista tanto como yo lo hice realizándola. Para cerrar, les dejo el primer capítulo de "El método 15/33" por cortesía de Ediciones B :)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario