viernes, 10 de junio de 2016

10 razones para amar Jours de papier


Cada relación de pareja es un universo completamente diferente y cada una se va escribiendo de un modo distinto. El amor es como el cuerpo mismo, hay que cuidarlo, alimentarlo y protegerlo; exactamente igual pasa con las relaciones de pareja.

Este es el nuevo libro de este par de genios
Cuando nos sentimos mal, nos duele algo, o vemos que nuestro cuerpo no está funcionando como debería, hay que visitar el doctor, tomar vitaminas, o buscar las medidas adecuadas para solventar dichos malestares; en una relación de pareja la cosa no difiere nada, pues si hay factores que molestan y que sentimos que no van bien, hablar es lo más importante para poder establecer acuerdos y evitar malos entendidos.

Usualmente salimos de compras, vamos a comer lo que nos gusta y hacemos actividades que nos hacen felices; en las relaciones de pareja esas cosas que rompen con la rutina y hacen de la cotidianidad algo lindo son sumamente valiosas. Un detalle puede ser el sostén de la aventura más bonita de sus vidas. Pequeño consejo.


No sé si fue en un supermercado, en un antro, en el cine, por intermedio de amigos, en una feria, viendo lucha libre, comprando gatos, o tomando jugo de horchata, pero un día Tania Camacho y Esteban Martínez prendieron una chispa y el mundo no volvió a ser el mismo. Las hojas en blanco empezaron a llenarse de letras, de dibujos y de anécdotas. Un cuaderno empezó a ser el diario de su vida... Y tiempo después (quién iba a pensarlo), ese diario terminó convirtiéndose en el reflejo del día a día de muchos otros, yo incluido.

Así los conocí. En esta situación, yo soy Tania.
Hace un año y medio, aproximadamente dos, la persona que lleva haciendo más feliz mi vida hace ya casi tres vueltas al sol, me envió una imagen que mostraba de manera jocosa y algo exagerada, algo que pasaba muy a menudo y de lo cual hablábamos en nuestro día a día. Desde ese preciso momento Tania y Esteban en versión animada fueron (y siguen siendo) protagonistas de muchas de nuestras conversaciones, y artífices de risas y momentos para enmarcar. En ese instante, me volví un seguidor loco y furibundo del proyecto Jours de papier.

¿Cómo definir lo que hacen Tania y Esteban? Esta ilustradora y este programador, de la mano de felinos y un peluche llamado Señor Rodríguez, han creado un proyecto increíble del que me he enamorado perdidamente, y el porqué, se los dejo en las siguientes 10 razones.

1. Tania y Esteban son como usted o como yo: A todos nos duele la cabeza, todos tenemos dolores de estómago que nos hacen amigos íntimos de nuestros baños, todos tenemos mal aliento en las mañanas, todos tenemos manías que nos da pena aceptar en público, todos tenemos un lado oscuro que mantenemos oculto, todos somos perfectos sin importar lo que otros digan. Así, como usted o como yo, son Tania y Esteban.

2. Tania y Esteban son felices: En la televisión, los periódicos, las redes sociales, el cine, y demás medios de comunicación y difusión de contenido (incluso en los libros), nos venden un modelo de vida en donde la felicidad solo es posible si tus músculos están marcados, si cambias de carro cada dos años, si tu teléfono móvil es de última generación, si tus medidas son 90x60x90, si sales de fiesta a los lugares de moda, si te hidratas con agua de precio híper inflado, o si tu ropa es de una marca en específico, entre muchas otras cosas. Pues he descubierto que eso no es tan cierto; siendo bajito como un hobbit, flaco como un espagueti y feo como un golpe en el estómago, puedo decir que soy feliz y no he necesitado ninguna de esas cosas para serlo. Así nos lo muestran Tania y Esteban, quienes con una tarde de arrunche, con un intento fracasado de cena familiar, o con una película de terror en casa, nos enseñan como la felicidad crece de formas diferentes a las que nos vende la sociedad.

Pasa. Lo digo por experiencia propia.
3. El sexo como parte importante de una relación: El sexo no lo es todo en una pareja, pero no nos digamos mentiras, importa, y mucho (MUCHO). Tania y Esteban salen por el pan, cocinan, hacen aseo, duermen, van al baño y en medio de todo, hacen de la cama (y de muchos otros lugares) su templo de placer. 

4. Tania y Esteban aman los gatos: Esos seres de cuatro patas, bipolaridad alborotada, inteligencia innegable, belleza desbordante, hambre constante y pereza casi permanente, son los dueños del mundo y no hay nada que podamos hacer contra ello. Al igual que muchos de nosotros, Tania y Esteban también viven bajo el tierno y mimoso yugo de un felino que los acompaña y les alegra la vida. Gracias a Tita por existir.

5. Hay que aprender a reírnos de nosotros mismos: Todos tenemos defectos, cosas que hacemos mal o momentos en donde la vida parece jugar en nuestra contra. Muchos tratamos de esconder eso por pena o vergüenza. Tania y Esteban nos enseñan que a pesar de las diferencias, todos y cada uno de nosotros somos seres humanos, y como tal, estamos proclives a caernos mientras caminamos en la calle, tener un calambre mientras hacemos el amor, ponernos nerviosos mientras hablamos en público, o llorar  viendo películas infantiles, entre muchas otras cosas. Tania y Esteban no tienen pena de mostrar esas cosas que muchas parejas ocultan por miedo al qué dirán; ellos se ríen de ellos mismos y en el proceso, nos enseñan también a nosotros a hacerlo.

6. El valor de la familia: En la gran mayoría de los casos dentro del planeta en que vivimos, la familia resulta un soporte y un elemento tremendamente valioso dentro de la forma en que nos movemos en el mundo. Son nuestro apoyo, nuestro soporte y nuestro polo a tierra. Son ese abrazo que nunca falta y ese regaño que nunca está de menos. Son una parte de nosotros, y así lo entienden y lo reflejan Tania y Esteban en su diario animado.

7. La importancia de enamorar todos los días a tu pareja: Para muchos un detalle se mide con el número de ceros a la derecha que muestre la factura que soportó su compra. Para muchos una invitación es válida solo si es a un lugar fino y de abolengo. Pero puedo decir con convencimiento absoluto, que tal y como lo muestran Tania y Esteban, lo más valioso del cuento es el amor con el que se haga y de eso se trata todo. Un abrazo, una cita sorpresa, una invitación a "ver" películas en la casa, un libro inesperado, un dulce, una salida a comer empanadas, una llamada de vez en cuando, y muchas otras acciones, son vitales para mantener vivo el fuego en una relación. El amor está ahí, pero necesita de nuestra ayuda.

¿Quién fue el primero en la fila para conocer a Tania y a Esteban?
8. La sencillez puede ser sumamente atractiva: Las ilustraciones que dan vida a la cotidianidad de Tania y Esteban no tienen inmersa la última tecnología en animación, ni una paleta interminable de colores, o las técnicas de dibujo más avanzadas del planeta. Jours de papier apuesta por algo limpio, jocoso, tierno y sumamente sencillo para acercarse a su público, y vaya que lo consiguen.

9. Tania y Esteban son mexicanos: Amo México. Amo Jours de papier. Punto final.

10. Al igual que al Esteban de los dibujitos, a mí también me agarran seguido las nalgas (lo siento, pero los Esteban somos jodidamente sexis): Dicen por ahí que el mejor antídoto para el enojo, es un buen apretón de nalgas. Pues a mí eso me hace muy feliz, no importa el lugar y el momento. Qué vivan los apretones de nalgas.

Para quienes ya conocen este proyecto, pues sigamos apoyándolo, y para quienes no, pues ojalá lo que aquí les he contado, sea suficiente para invitarlo a un café, y por qué no, darle una bienvenida a sus vidas. Viva México cabrones.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario