domingo, 13 de diciembre de 2015

Reseña: Un beso de Dick - Fernando Molano Vargas

En la vida hay muchas cosas que suceden y de las cuales no tenemos explicación alguna; una de ellas es el amor, o acaso no se han preguntado ¿por qué me enamoré de esta persona? o ¿por qué no me puedo enamorar de esta otra?, o quizá ¿por qué, a pesar de todo, no puedo sacarme a esta persona de la cabeza?, o tal vez ¿qué tiene esta persona que me hace tan feliz? El amor, como muchas otras cosas, llega sin avisar, nos atropella y nos mete en una carretera la cual solo debemos recorrer y tratar de disfrutar al máximo.

El protagonista del día de hoy es "Un beso de Dick", historia que vio la luz gracias a la enamorada y madura mente de quien nos ve desde otro plano, Fernando Molano Vargas, y al apoyo de la Editorial Babilonia.

Este libro nos cuenta la historia de Felipe, quien a modo de monólogo nos cuenta su aventura de vida cuando a los 16 años se da cuenta que está perdidamente enamorado de alguien de quien, según unas normas de conducta escritas y puestas en marcha quien sabe por quién, no debería.

Esta obra de Molano venía cargada de críticas que la marcaban como una obra de culto dentro de la literatura colombiana, así que me di a la tarea de ver que tanto lograba transmitirme la prosa y narrativa del autor.

La manera en que Felipe describe lo que siente al ver a ese muchacho que simplemente un día entró a su vida, sin siquiera buscarlo o esperarlo, resulta enternecedor e increíblemente real, pues la voz que Molano le regala a nuestro protagonista se siente familiar, tiene la fuerza propia de la juventud revoltosa y revolucionario de los años 60's, se alimenta del desasosiego y la magia propia de eso que ilumina nuestra vida, de eso que es capaz de destruirnos y construirnos, de eso que todos alguna vez en la vida deberíamos vivir, de ese maravilloso gusano que se pasea por nuestras entrañas y se convierte en mariposa, de esa vaina llamada amor.

Es el mismo Felipe quien en su día a día va manejando los hilos conductores de esta historia y nos va presentando uno a uno a sus familiares y amigos, y nos conduce a través de sus escenarios comunes y lugares predilectos. Es Felipe quien con su juventud tan llena de realidad nos enseña que si bien la vida no es para nada sencilla y al lanzar una moneda, esta tiene la misma posibilidad de caer sobre la cara o sobre el sello, la oportunidad de ser felices está al alcance de nuestras manos.

Como ya mencioné, Felipe, como todos nosotros, no está solo en su camino por la vida, sino que cuenta a su alrededor con un séquito de personajes que se presentan de manera tan sencilla y tan cercana, que resulta imposible no sentir que este cuento de hadas oscuro y carnal podría ocurrir frente a nuestros propios ojos, pues cuenta con un príncipe azul, con una hada madrina, con unos padres insensatos, o mejor, algo cegados, con personajes inesperados que nos regalan mensajes insospechados, con un sinfín de sueños y con un remolino de emociones propias de esas historias con las que desde niños nos enfrentamos y a las que vimos como ilusiones e imposibles, pero de las que muchos sin siquiera saberlo, hemos o podremos ser protagonistas.

"Un beso de Dick" de Fernando Molano Vargas llegó a mí como el amor, sin freno y con una fuerza descomunal, para mostrarme el producto de una mente prodigiosa que un día se dio a la tarea de poner un grano de arena en la incansable tarea de mostrarle al mundo que el amor no es exclusivo de uno o de otros, y que todos tenemos derecho a sentir independientemente de hacia quien dirijamos nuestro cariño. "Un beso de Dick" es un intercambio de sentimientos magistralmente llevado al papel, es una muestra de ese amor visceral y sin miramientos que si bien algunos no comprenden, no podemos ocultar y no podemos dejar de vivir.
 
Ahora que me he encontrado con el punto final, puedo decir que "Un beso de Dick" es definitivamente una novela de culto dentro del rico y maravilloso mundo de la literatura colombiana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario