jueves, 16 de julio de 2015

Reseña: La increíble historia de la abuela gánster - David Walliams

Hay diferentes géneros y tipos de literatura, encontramos sabores y colores diferentes, texturas y aromas variados, libros eternos y otros muy cortos, hay unos que se palpan y otros que solo se ven, cosas muy bien escritas y otras que jamás debieron ser publicadas, pero lo importante es que hay una oferta inmensa disponible, esperando por ser vivida, por ser revelada y disfrutada; esperando por un lector que decida abrirle las puertas al mundo.

Un día hice caso a mi instinto lector y me aventuré a comprar "La increíble historia de las ratahamburguesas" y no me arrepiento de haberlo hecho, pues descubrí la prodigiosa, ingeniosa y atrevida pluma de David Walliams.

El mismo día que me hice con el mencionado libro, sin haber leído acerca del autor (ni siquiera sabía quién era el tipo), me arriesgué y compré "La increíble historia de la abuela gánster", el libro protagonista en esta ocasión. Vale aclarar que ambos títulos están disponibles en Colombia gracias a Penguin Random House, quienes además, lanzarán un nuevo libro de este autor en lo que resta del 2015. Aquí tienen a su primer comprador :)

Las casi 300 páginas que componen esta obra nos cuentan la historia de Ben, un niño cuyos padres tenían una obsesión insana por el baile, lo cual lo llevaba a tener que padecer a su abuela durante toda una noche mientras ellos daban rienda suelta a su loca pasión. Esta situación llevará a Ben a descubrir la verdadera identidad de su "aburrida" abuela.

Walliams posee una pluma iluminada y un estilo particular a la hora de escribir y crear historias. Este libro es un compendio de letras encajadas de manera perfecta para componer palabras que entremezcladas, dan forma a una intrépida, valiosa e inolvidable historia.

Fui avanzando de manera imparable por este libro, que parece muy extenso para un niño al ver el número de hojas que lo componen, pero que gracias a unas márgenes gigantes, a un espaciado adecuado para el público objetivo, un tamaño de letra apropiado incluso para abuelas gánster y un cúmulo encantador de ilustraciones que se agradecen y engrandecen la obra, se hace incluso demasiado corto. Es un libro que no quería terminar, sufrí al ver como el número de hojas iba creciendo poco a poco; algo así como estar comiendo papas fritas y ver que la salsa de tomate se termina.

Los personajes. Ben, la abuela, los padres y demás encargados de construir esta historia, son cerezas que hacen todavía más delicioso este pastel. Les aseguró que no van a dejar de sonreír, de sufrir, de enternecerse, de sentir y de vivir este libro. Es imposible no relacionarse con la trama central del libro y no pensar que quizá podríamos hacer mejor muchas cosas. En este aspecto quiero resaltar otro elemento en la obra de Walliams que me resulto increíble, y es la forma en que su obra en conjunto parece tener mucho en común. El señorísimo Raj se encargará de explicarles.

Si hay algo que destaco en lo que la obra de Walliams ofrece, es la capacidad que tiene de hacerme reír a cada rato; las absurdas y jocosas situaciones en que se mete Ben, la locura inagotable de sus padres y las ocurrencias de la abuela son solo algunas de las cosas que dejarán tu estómago adolorido.

Disfruté esta historia de principio a fin, y les aseguró que cada vez que miro a la biblioteca y veo el libro, mi rostro se transforma y una lluvia de cosas chéveres se hacen dueñas de mí.

Este libro es una confirmación, es el gusto de haberme topado con la enternecedora y cuasi perfecta obra de David Walliams, es el placer de ver tantos elementos y valor en algo que luce tan sencillo, es un golpe y un grito ensordecedor que retumba en lo más profundo del ser, es una oda a la vida y a lo que quienes están a punto de abandonar el barco tienen para ofrecer a quienes aún lo ocupan, es la alegría infinita de darle la bienvenida a tu vida a un nuevo autor favorito. 

Antes de terminar, quiero mostrarles una de las tantas enseñanzas que la abuela gánster nos regaló a Ben y a mí, una de las tantas frases que espero terminar de entender e incorporar a mi vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario