viernes, 17 de julio de 2015

Reseña: El marciano - Andy Weir


Uno de los grandes logros de la humanidad ha sido el poder llegar más allá de lo que esperaba, crecer y de a poco ir superando las barreras que parecían insuperables, encontrando nuevos límites y luchando por superarlos. Muestra de esto es el hecho de haber volado más alto de lo que jamás nos imagináramos; llegar al espacio fue un pequeño gran paso para la humanidad.

“El marciano” de Andy Weir llega de la mano de Ediciones B, y aunque todavía no podemos encontrarlo en formato físico en las librerías de Colombia, lo pueden adquirir en formato electrónico como hice yo, o esperar poco tiempo, pues la película basada en este libro está próxima a estrenarse y seguramente  la filial de esta casa editorial en nuestro país lo distribuirá.

Lo primero que tengo que mencionar y destacar en esta obra es la magna y grandiosa presentación que nos regala Miquel Barceló, un paseo por la historia de la ciencia ficción, un viaje por las subidas, bajadas y el renacer de este género que parece estar siendo reemplazado por la fantasía, pero que todavía tiene mucha historias por contarnos y mil mundos por presentarnos. En verdad es un goce total leer este prólogo.

“El marciano” nos cuenta la historia de Mark Watney, un botánico miembro de la NASA y uno de los integrantes de la misión 3 del programa Ares: el intento del hombre por llegar a Marte. Luego de pasar unos cuantos soles en la superficie del planeta rojo, las condiciones del mismo hacen que la misión Ares 3 tenga que frenarse y que sus integrantes tengan que regresar a la tierra, pero por circunstancias del destino, Mark se queda en Marte.

Me encontré con comentarios muy positivos sobre este libro, y no de booktubers o bloggers, sino de expertos y conocedores en el género de la ciencia ficción, lo cual acompañado a la presentación de la que ya les hablé en líneas anteriores, fueron el detonante que me llevó totalmente emocionado a leer este libro.

El inicio de esta historia me resultó jocoso por así decirlo, pues conocer la manera en que Mark intenta sobrevivir y todo lo que pasa por su mente durante ese proceso, es muy entretenido; pero en medio de eso, la forma en que está escrita el libro, requiere paciencia, releer, hacer cálculos y respirar hasta cien en muchas ocasiones. Este libro fue todo un reto para mí, pues odio la química y el sol a sol de Mark en Marte navegaba en eso; estuve a punto de dejar tirado en libro, en más de una oportunidad dejé la Tablet a un lado y me fui a caminar. Un verdadero reto.

Una vez que me acostumbré a la narrativa empleada por el autor, todo empezó a hacerse más fácil, y además de ver un libro inteligente y divertido, logré ver otros elementos que me había cerrado a no ver. La construcción del personaje de Mark, el dueño de esta obra, es notable; este tipo es un genio atrapado en una lámpara, pero que de vez en cuando se escapa para hacer verdaderas maravillas o embarrarla descomunalmente. Este hombre es de los mejores personajes literarios con los que me he encontrado, pues logró hacerme reír, tenerme al borde de un colapso nervioso, quebrarme, exasperarme, y hacerme querer abrazarlo y apoyarlo.


¿Cómo hacer crecer tus propias papas? Vía @20thfoxcol en Twitter

El libro avanza y va creciendo de manera interesante, dibujando un planeta rojo aterrador y una humanidad reacia a rendirse; pero a pesar de esto, jamás sentí que fuera la gran obra que pensé encontrarme, ni me sorprendí ante  el “ingenioso final” que muchos me prometieron. Me divertí, me desesperé y lo disfrute, pero hasta ahí. Un libro entretenido y que se disfruta, pero como suele ocurrir con muchos, algo sobrevalorado en mi opinión.

No puedo irme sin dejarles el trailer de "El marciano"


2 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo, Andy Weir si que se ha mandado una Opera Prima en la letras y con que adaptación cinematografíca, desde ya es un autor a seguir, recomendado a todos los que busquen un relato atrapador en el genero de la ficción y quizas hasta ciencia ficción, Weir te hara pasar por tantas emociones, y plasma muy bien para mi algo un tanto intangible o simbolico y es el deseo humano por luchar, por sobrevivir, por sobreponerse a las adversidades y ese motor solidario en cada uno.

    ¡A ver la pelicula!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro tiene un grado de complejidad con su terminología que exige mucho, pero mucho; sin embargo, una vez logré acostumbrarme lo disfruté sobremanera :) Espero mucho de la película, ya quiero ver el cultivo de papas jajaja

      Gracias por pasarte por aquí ;)

      Eliminar