martes, 21 de julio de 2015

Reseña: Delirio - Laura Restrepo

Desde que nací, incluso desde antes de estar en los planes de mis padres, este país vive sumido en la violencia, fenómeno generado, entre otras variables, por la desigualdad social reinante, el zoológico político que nos gobierna y el oportunismo carroñero tan arraigado en nuestro ser. Hoy en día, Colombia se ve inmersa en un proceso de paz que puede ayudar a mejorar su situación (la firma de la paz no es una hada madrina que de buenas a primeras va a arreglar el país, ojo pues) y al cual debemos evaluar y apoyar. Estoy cansado de ver compatriotas muriendo en medio del conflicto, de ver niños empuñando ametralladoras, de ver familias que se desmoronan en medio de las balas, de que las oportunidades no les toquen a todos, de vivir en un país en donde la indiferencia es el pan de cada día, de ver como Colombia se desangra y no hacemos nada para salvarla. Siento y creo que este puede ser un paso importante para un cambio que es realmente necesario.

Pablo Escobar es uno de los protagonistas de la violenta historia de nuestro país, un personaje complejo, inteligente y macabro como pocos, amado por unos y odiado por otros; el capo de capos. “Delirio” de Laura Restrepo se enmarca en la era en que este personaje fue rey, en los momentos en que tuvo en jaque al gobierno nacional, dentro de una de las peores etapas que este país haya vivido. Vale apuntar que este libro llega a las librerías del país gracias a la gente de Penguin Random House.

¿Cómo llegué a esta obra? Laura Restrepo es colombiana y dentro de mis propósitos para este año planteé el abrir un espacio a la literatura nacional; esto sumado a la bellísima portada que sirve como puerta para adentrarse en esta historia, fueron motivos suficientes para animarme.

“Delirio” es un compendio de vidas enmarcadas en la oscura realidad de la Colombia de Pablo Escobar, un poco de la locura de Agustina, otro de la elocuencia de Aguilar y algo del locuaz Midas McAlister. Todo inicia en un cuarto de hotel (así como dice la canción), en donde la cordura y lo predecible no son los elementos invitados.

Lo primero que me encontré al abrir el libro, fueron las cortas pero sustanciosas palabras de José Saramago para con esta obra, ganadora del Premio Alfaguara del año 2004. Al pasar la página, la historia empezó a desnudarse ante mí y Laura Restrepo me enseñó su seductora, por momentos tocada y enredada, pero completamente fascinante manera de escribir.

El ritmo que maneja la novela y la forma en que me fue ambientando en la crudeza, hipocresía y dolor predominante durante el espacio de tiempo en que todo se desarrolla, son elementos realmente destacables en el trabajo de Restrepo. Todo nace, todo se entrelaza, toda causa tiene su efecto, todo tiene que ver con todo y al mismo tiempo con nada.
 
Tomado de www.cromos.com.co
Tanto los personajes protagónicos (los ya mencionados Agustina, Aguilar y Midas), como los secundarios (Anita, Bichi, la tía Sofi y la Araña, entre otros), tienen una fuerza particular que viene dada por sus marcadas características, las diferencias notorias entre unos y otros, pero los puntos de encuentro y conexión que se dan entre todos. La gran mayoría de ellos, por una u otra circunstancia, resultan imprescindibles en el desarrollo del libro e inolvidables para el lector. Mis favoritas son la amorosa y genial Agustina, y la sensata, abnegada y errática tía Sofi. Aguilar está fuera de concurso, es un tipazo.


Iba pasando páginas y me iba metiendo en aeropuertos, en fincas, en un cuarto lleno de vasos con agua, en casas majestuosas y muchos otros lugares, todo para ser testigo de asesinatos, del fin de mil secretos y el nacimiento de otros cuantos… Y de un momento a otro cerré el libro y me encontré con un final tranquilo y tan abierto como la vida misma, a la cual cada uno puede dar el rumbo y el cierre que quiera.

La violencia tiene muchas caras dependiendo de quien la mire, y es notable el modo en que “Delirio” de Laura Restrepo condensa la mayoría (sino todas) de ellas. Una manera exquisita e incluso cómica de conocer y reconocer a nuestro país, una historia bien lograda y que ojalá sirva para que esta no sea un realidad repetida. 

1 comentario:

  1. Qué bueno poder publicar este material. El mejor de los éxitos mi admireada Laura Restrepo. Abrazo.

    ResponderEliminar