lunes, 29 de junio de 2015

Reseña: La increíble historia de las ratahamburguesas - David Walliams

Mascotas. Esos seres que sin palabras nos dicen mucho, nos llenan la vida de una alegría inexplicable, nos dan mil razones para sonreír y pintan nuestra existencia de colores fuera de lo común. 

En 24 años he contado con la compañía de seis perros, cuatro gatos, un canario, más de 50 peces, un caracol marino, aunque suene loco, unos veinte caracoles de tierra... y al igual que Zoe, un hámster, al cual le compré jaula, rueda, comida y aserrín, pero el muy loco escapó por una alcantarilla luego de pasar apenas una hora en casa. Soy un pésimo padre :(

"La increíble historia de las ratahamburguesas" es uno de los tantos libros infantiles creados por David Walliams y que llega a nuestro país gracias a la Editorial Penguin Random House.

Ya les he contado lo mucho que me gustan las películas para niños, todo lo referente a la animación, y durante este año, gracias a "El único e incomparable Iván", abrí las puertas de mi vida a este género literario.

Con una genial ilustración en su portada, este libro inicia con pie derecho, y de ahí en adelante todo se hace cada vez mejor. "La increíble historia de las ratahamburguesas" nos cuenta la vida de Zoe y su Armitage, su rata mascota. En medio de una pobreza "tolerable", Zoe vive con su padre y su malvada y regordeta madrastra Sheila, en el piso 37 de un edificio chueco al borde del colapso.

Zoe es un personaje maravilloso, y que condensa muchas, pero muchas cosas hermosas que nos acompañan durante la niñez, pero con el paso de los años parecen extraviarse entre el colegio, la universidad, los líos sentimentales y el trabajo, entre muchas otras. El conjunto de personajes que da vida a esta obra es simplemente genial; desde la irritante Tina, pasando por el encantador Raj (mi favorito), sin olvidar a la odios Sheila o al detestable chef Burt, y sin olvidar a los valiosos papá y Armitage. Es un goce total ir conociendo a todos y cada uno de los miembros de esta increíble historia.

Teniendo como base una narrativa ingeniosa, que se potencia con un trabajo gráfico inmejorable, el libro se hace mejor con cada capítulo. Pasaré mi vida entera queriendo conocer el sabor de las papas fritas con sabor a cóctel de camarón.

Más de 300 páginas pueden lucir exageradas para un libro infantil, pero entre curiosas ilustraciones, márgenes apropiadas, una tipografía adecuada y locuras hechas letras en medio de la historia, no hay nada que reprochar en este sentido a la obra de Walliams.

Desde el dibujo que da inicio, hasta el dibujo que acompaña el final, "La increíble historia de las ratahamburguesas" me robó millones de carcajadas, desató la locura lectora en mí, dio un abrazo al niño que día a día sobrevive en mi interior a pesar de la rutina que intenta derrocarlo, me enseño muchas cosas y recordó otras cuantas que parecían olvidadas. 


Un libro delicioso en todo el sentido de la palabra.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario