miércoles, 27 de mayo de 2015

Reseña: El octavo clan (El octavo clan #1) - Justine Evans


Sentado en el andén de la casa de la esquina en el pueblo en donde vive mi abuela materna, tratando de escapar del ruido y del licor, habitantes recurrentes en una celebración de fin de año; eran las 11:50 del 31 de diciembre de 1999 (estoy muy viejo) y como muchos otros (estoy seguro), a pesar de la emoción y la alegría típicas de esta época, un pensamiento se daba vuelta por mi mente de manera permanente. "El fin del mundo ha llegado", "se avecinan desastres", "pídale a Dios que lo salve mijo" y cosas así se escuchaban a mi alrededor. Después de todo y como ocurre cada que la bola de heno decide llevar rumores del fin de los tiempos, todo termina siendo una jugarreta y las cosas siguen igual.

Hace unos meses, revisando mi timeline, llegó a mí un tweet de Ediciones B España, en donde presentaban su nueva apuesta dentro de la literatura young-adult; una portada demasiado gráfica para mi gusto, pero que por tretas del destino terminó enamorándome, una sinopsis que soportaba mi atracción ya generada, y el plus de no encontrar en la red nada al respecto de la configuración de OTRA TRILOGÍA MÁS a partir de este libro, me llenaron de argumentos suficientes para hacerme con este libro, el cual adquirí en su versión electrónica (aunque ya Ediciones B Colombia lo trajo al país). Compra un ebook, salva un árbol.

"El octavo clan" de Justine Evans nos transporta a la ciudad de Nyork, antigua Nueva York, unos ciclos solares en el futuro, en medio de un panorama distópico en donde el agua se ha tragado la vida del planeta, dejando apenas rastros de lo que tiempo atrás fue la humanidad. Los edificios más altos se convirtieron en islas en medio del mar infinito. Las nuevas condiciones de vida en la tierra generaron cambios en la estructura de los seres que sobrevivieron, y partiendo de esto, el orden social y jerárquico se estableció a partir de la creación de clanes.

El libro acude a fórmulas ya conocidas dentro de un género algo saturado; sin embargo, Justine Evans nos regala una historia frenética, con contados baches, fuerte, que avanza de manera estrepitosa, pero que no confunde ni suelta al lector. Me mantuve al borde de principio a fin.

Un punto importante, como en cualquier otro libro, se da con los personajes. La autora acude a lo que hemos podido ver en otras distopías al momento de crear a los habitantes de su obra, pero los mejora y les da toques diferenciadores muy interesantes. Nuestra protagonista es Syren, una joven perteneciente al clan de los pastores de algas" que desde el inicio se ve cargada con una maleta de responsabilidades que por momentos la sobrepasan, envuelta en un triángulo amoroso que la alimenta y la destruye al mismo tiempo, insoportable y a la vez encantadora; esta figura geométrica del amor la cierran el obstinado Wren, otro pastor de algas, y Logan, un joven sin clan de nacimiento, pero que es el encargado de dar color a todo en esta historia. Personajes de todo tipo y para todos los gustos, construidos de manera fascinante, descritos de forma correcta y curiosamente pertinentes. Destaco al misterioso Lark, a la encantadora Ibis, a la valiente Ladybird, a la impredecible Fairy, a la inquebrantable Mantis y a mi favorita, la detestable, sensual e inquietante Cheetah. Delicioso personaje.

Tomado de: www.leerhacecrecer.com
Distritos, facciones, colores, castas, clanes... Aquí hablamos de otra fórmula trillada, pero que por la interesante narrativa manejada por Evans, toma un aire diferente. La descripción que se va dando de los clanes que se hacen presentes de manera importante en este libro (techs, raiders, voladoras, predators, constructores de puentes y pastores de algas) resulta bastante acertada. Las hojas van avanzando, la historia toma forma y en medio de una apropiada descripción, me fui metiendo en el corazón de cada clan, en su sentir, en su forma de pensar, en su territorio y en sus relaciones.

Si hubo algo con lo que me deleité, además de Cheetah y de lo adictiva que resulta la forma en que se cuenta la historia, fue con el escenario; me emocioné cruzando puentes en busca de unos minutos más de vida, corriendo en medio de oficinas abandonadas para escapar de los selachiphormes, adentrándome en la Estatua de la libertad o recorriendo la majestuosa Cúpula. Me gocé este peligroso paseo como no imaginan.

El tramo final, al igual que el resto del libro, va a la velocidad de la luz, cargado de acción y de escenas asombrosas y por ese mismo motivo, no tenía duda alguna de que fuera un libro auto conclusivo... pero el cierre deja todas las puertas abiertas y si bien las ganas de saber que va a pasar son muy grandes, me sentí algo decepcionado al ver en lugar de un punto final, puntos suspensivos.

"El octavo clan" de Justine Evans es una distopía como muchas otras, con toques más adultos de lo que estamos acostumbrados, llena de clichés y situaciones repetitivas en este tipo de literatura, pero con una fuerza única que la hacen destacar. Una obra a tener en cuenta.

4 comentarios:

  1. Estoy leyendo los juegos del hambre y después seguiré con Divergente, creo que esta la tendré muy en cuenta espero que me guste tanto como a ti. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás leyendo mi trilogía distópica favorita (hasta ahora) :) Divergente.

      El octavo clan es como montarse en un carro con un borracho, un psicópata y un pirómano. No sabes e lo que te estás metiendo jejeje Me gustó mucho :)

      Eliminar
    2. Soy fan de las distopias y tengo mi ranking asi qe se las rocomiendo

      #1-Amanecer Rojo de Pierce Brown
      #2- Divergente de Veronica Roth
      #3- Los juegos del hambre de Suzanne Collins

      Eliminar
    3. Mi top 3 sería:

      1. Insignia - SJ Kincaid
      2. Amanecer rojo - Pierce Brown
      3. Crónica de Tierra 2 - Jordi Sierra i Fabra

      Gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar