domingo, 24 de mayo de 2015

Reseña: Crónicas del amor oscuro - Roberto Arévalo Márquez

El 23 de mayo del año 2015 ha sido un día para la historia, no solo de la comunidad LGBTI en el mundo, sino para los derechos humanos. Irlanda se convirtió en el primer país en aprobar la legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo, dando así un espaldarazo a la igualdad, al respeto de las diferencias y al reconocimiento de la diversidad. A propósito, me permito citar las palabras de Aodhan Ó Ríoridáin al respecto:


Hace ya un mes que leí el libro del cual quiero contarles hoy, y a pesar de haber tenido muchas ganas de escribir sobre este, siempre pasaba algo que me hacía dejarlo a un lado y pasarlo por alto, pero siento que un hecho histórico como el mencionado previamente, es la oportunidad perfecta para hablar de "Crónicas del amor oscuro" de Roberto Arévalo Márquez.

Llegué a este libro mientras compraba "Mal paga el diablo" de Alvaro Vanegas, y al leer su sinopsis y ver que era de libre descarga (ya lo dieron de baja) me dije: ¿por qué no? Poco tiempo después y revisando mi biblioteca virtual, decidí darle una oportunidad.

"Crónicas del amor oscuro" nos cuenta la historia de Juan y Fernando, dos jóvenes con vidas, por así decirlo, "normales", con destinos aparentemente alejados, en situaciones diferentes, pero que como todo habitante en el pañuelo que resulta el mundo, terminan encontrándose y viendo como sus caminos tienen aún muchos rumbos por construir.

Un corazón de chocolate (o al menos eso es lo que yo veo) en medio de un fondo negro, adornado con letras blancas hacen de esta una de las portadas más simples y poco llamativas con las que me he topado durante este año, pero no se puede juzgar a un libro solo por su portada... Lo abrí y empecé a escuchar lo que Juan y Fernando tenían para contarme.

Esta es una historia de amor que se va tejiendo entre los conflictos internos de los personajes, su lucha por aferrarse a la "normalidad" y a los parámetros de aceptación de la sociedad, entre los diferentes sucesos que van poniendo a prueba sus relaciones personales. Una historia de amor llena de matices, de sube y bajas como cualquier otra, pero con un trasfondo social y una crítica interesante ante la realidad que viven las parejas del mismo sexo. También se habla de religión, de la iglesia (dos cosas completamente diferentes, pilas pues) y de cierta manera, de política; temas con los que también me encontré en "Ruega por nosotros" de Alfonso Carvajal, libro que aborda una temática similar, con una visión diferente, pero con un mismo punto de destino.

Con el pasar de las páginas, el trabajo de campo de Arévalo Márquez inmerso en la construcción de este libro se hace notorio: el proceso de dar identidad a los protagonistas, la creación de los escenarios a que estos se ven abocados por los momentos de reconocimiento que van viviendo, los ambientes en que dichos momentos van teniendo lugar, las descripciones al "mundo de ambiente" en que los personajes se van desenvolviendo y los diferentes choques y encontrones sentimentales que se van dando lugar son acertados y muy bien tratados.

Haciendo hincapié en lo que a personajes se refiere, debo mencionar que la manera en que la mayoría de estos se logran y se dan lugar dentro de la historia es un aspecto a destacar del libro. Me encontré Juan y Fernando, dos hombres llenos de miedos, de prejuicios, de soledad, pero que al mismo tiempo y cada uno a su manera, emanaban fuerza y ganas de comerse el mundo, ganas de amar, ganas de sentir, ganas de vivir. De igual modo me topé con una encantadora María, mi personaje favorito en todo este cuento; y que hablar del parche de amigos de Fernando, pues todos y cada uno personifican las distintas caras que puede tomar el dado al momento en que una verdad puede salir a la luz. Debo hacer una pequeña mención a la madre de Fernando y a la familia de Juan; dos polos increíbles y que revisten de crudeza y de valentía esta historia.

Este libro me brindó momentos de júbilo, de tristeza, de alegría, de impotencia, pero sobre todo de esperanza, de sufrimiento que me jodieron la cabeza y de gozo que se hicieron pompas de jabón en mis ojos

¿Y el final? Sorpresas y hechos que no se me pasaron en ningún momento por la mente. No diré más.

Tomado de: www.bbc.co.uk
Vivimos en un mundo en donde aún y después de todo lo que ha pasado, (victorias tan importantes ante sucesos tan absurdos como que un hombre de color o una mujer no pudieran ejercer su derecho al voto, se han logrado), ser y pensar de manera distinta se considera un delito. Vivimos en una sociedad intolerante en donde los derechos humanos se ven violentados a diario, pero en donde muchos aún luchan por generar cambios, por generar espacios de discusión, por hacer de la igualdad y del respeto algo universal. Considero que este libro es un instrumento más para hacer más viable la consecución de todo esto.

A modo de cierre, quiero citar uno de los párrafos que sirve como conclusión al libro. Es sincero e inspirador. Una definición del amor que todos deberíamos aprender:

"Éstas son las crónicas del amor oscuro. Historias de gente que ama y siente de una forma diferente o al menos se cree diferente. En realidad, estas historias tan solo relatan las vidas de aquellos que alguna vez ganaron y otras perdieron; amores frustrados, escondidos y a veces desinhibidos. Crónicas de gente que un día arriesgó y de otros que simplemente esperaron un mañana mejor. De gente que se resignó a las normas de una sociedad que no ve más allá de sus propios prejuicios y de gente que resistió los golpes que le dieron historias no muy diferentes a las que vivieron un hombre negro que un día se atrevió a amar a la hija de su amo, al joven atrevido sin dinero que se enamoró de una chica de bien, de una chica hermosa que un día se presentó en casa con su novio extranjero, de la mujer que antes de casarse descubre que está enamorada de su mejor amiga y manda todo a la mierda por vivir su historia o los dos chicos jóvenes que se conocen en la negociación de la venta de un terreno y descubren que entre ellos, más allá de la terquedad del mundo, lo que hay es simplemente amor".

Un tema que me toca y que nos toca a todos como seres humanos. No olviden que no hay que ser para defender.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario