sábado, 7 de febrero de 2015

Reseña: Los gatos guerreros - Fuego y hielo (Los cuatro clanes #2) - Erin Hunter

Como ya les había contado, mi fijación con los gatos es incontrolable; amo a esos condenados animales. Esa fijación me llevó a descubrir la serie de libros de "Los gatos guerreros" y meterme de lleno (por el momento) en su primera saga "Los cuatro clanes". Tanto ha sido el impacto que ha tenido en mi esta historia, que me llevó a contactar a Kate Cary, miembro de Erin Hunter, colectivo de autores que dan al mundo esta obra.

"En territorio salvaje", el primer libro de esta saga, nos dejó con el merecido nombramiento de Zarpa de Fuego (nombre de aprendiz de Colorado, un gato casero que decidió dar un giro a su vida y perseguir sus sueños, retarse a sí mismo) como nuevo guerrero del Clan del Trueno: ahora nuestro protagonista es conocido como Corazón de Fuego. 

"Fuego y hielo" es la segunda entrega de la saga y en este punto todo inicia. Nuevamente una magnífica portada nos abre las puertas a este mundo, en donde todo se tornará más oscuro y al igual que la transición de los personajes, la madurez se cernirá sobre la historia.

En este tramo, los conflictos de Corazón de Fuego en torno a su vida en el bosque son más notorios y profundos; un pasado que se niega a desaparecer, un presente que se torna insostenible y un futuro que se torna lleno de desafíos y dificultades. La vida de un gato no es tan sencilla como lo pensábamos...

¿En quién confiar? A mi modo de ver, ese es el punto central de todo en esta entrega, pues la serie de cosas que suceden con el pasar de las hojas me abrieron la puerta a varios escenarios y posibilidades. Esa magia de los libros (no de todos, por supuesto).

Pude conocer un poco más de los Clanes de Río y del Viento, de las situaciones que se desarrollaban en su interior y de como el simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo como lo conocemos. Cada acto tiene su consecuencia.

Este libro tiene muchos momentos destacados, pero hubo uno en especial, que me llenó de tristeza, impotencia y que me arrebató un par de lágrimas (capítulos 19 y 20, por si acaso). Ese momento dio a este libro un valor especial y marcó un listón muy alto en la historia, y soy sincero al decir que difícilmente podrá ser superado. Me llegó al alma.

El colectivo de autores pinta esta historia de nuevos colores, reviste a cada uno de los personajes de una importancia muy bien manejada, nos recuerda la importancia de la amistad y del amor (aunque en ocasiones nos vuelva idiotas). Se lee cursi, pero son cosas que día a día se pierden, pero que deberíamos recuperar y fortalecer.

Carbonilla es mi personaje favorito de "Fuego y hielo" y desde ya lo perfilo como mi favorito de esta saga. ¿El motivo? Los invito a descubrirlo...



No hay comentarios.:

Publicar un comentario