martes, 19 de junio de 2012

1 + X = Error

Ya perdí la cuenta de tus despedidas,
de las veces que tu voz me ensordecía
ante el asombro de una carta desteñida
cuya letra muchas veces no entendía;
tanto tiempo fui el error en la ecuación
la pieza inexistente en tu exposición
un estorbo, tantas veces tu colchón;
el regalo junto al árbol que nunca nadie abrió.

Feliz quizá junto a ti nunca fui,
una utopía interrumpida a diario yo viví
entre marcos decorados de rencor,
besos mojados de segunda mano a mi clamor.

¿Pero si la felicidad no es lo que pensaba?
¿Porqué mi historia en tinta roja esta tachada?
¿Cuándo perdí lo que creí haber logrado?
¿Dónde queda el mar de vida a ti entregado?
Ya no me quedan preguntas, pues nunca hubo respuestas,
solo un par de paradojas y mentiras en la mesa,
desolada como antes no lo había sentido
desolada como siempre pues tu rumbo no era el mío.

Un abrazo me dejaste aquel día de Febrero,
donde pérfida mi mente revestía el inconsciente;
golpes del pasado y éxtasis del corazón
ahora se traducen en nuevo huésped en tu habitación.

Pobre de mi fiel ignorante,
homicida traidor y mal amante
cuya mente no entendió que dar la vida no era suficiente
cuando el lazo intrépido fenece.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario